Aquí y Ahora Escuela de Integración Psico-Corporal Emocional y Espiritual

¿Para qué vine? - Lola Martín

¿Qué me encontré? ¿Qué hago ahora en esta Escuela? Llegué a la Escuela Aquí y Ahora en Septiembre de 2009. Aquel era un momento de crisis en varios aspectos de mi vida: en lo profesional, tenía un compañero que me atormentaba y estaba sopesando cambiar de trabajo; en lo sentimental, mi pareja estaba prácticamente rota; en lo personal, no sabía quién era, tras muchos años de hacer con mi vida lo que otras personas esperaban (ser buena hija, estudiante, hermana, compañera, empleada…). Busqué ayuda y guía en la Escuela, para averiguar quién soy en realidad y qué he venido a hacer a este mundo.

En la Escuela encontré un espacio donde mostrar un poco mi verdadero yo. La Escuela me devolvió VERDAD y LUZ para ver mi lado negado, tapado, inconfesado. Y esa Verdad me dolió, y me peleé con ella, y creí que sabía más que nadie y que podía engañar a todos enfundándome el papel de “terapeutizada perfecta”. Y ahí siguieron la Verdad y la Luz de la Escuela, con paciencia para aguantar mis pataleos, devolviéndome mi mentira. Experimenté por primera vez el AMOR incondicional, ese que cura las heridas del corazón.

Hoy continúo “desbrozándome” con la ayuda de la Escuela. Si soy capaz de querer un poquito a alguien sin interés, si mi pareja y yo cooperamos en lugar de putearnos, si siento menos rabia hacia mis ancestros, si hago mejor mi trabajo y me tomo los obstáculos del día a día con una actitud más abierta al aprendizaje, si soy un poco menos robot y veo una pizca a otras personas, es gracias a Dios y a la Escuela. Aquí me han ayudado a darme cuenta de que yo soy responsable también de lo que me pasa y  que la Salud involucra cuerpo, sentimientos y pensamientos, y no es sólo unos síntomas que hay que combatir. Y sé que cuando esto se me olvida, en la Escuela se me sigue brindando Amor y ayuda, aunque yo me revuelva de vez en cuando. Y eso no quiere decir que “se permite todo” sino que cada día hay oportunidad de enmienda. Sería fría y dura como una piedra si Dios no me hubiera llevado hasta la puerta de la Escuela Aquí y Ahora.

Está aquí: Inicio - VIVENCIAS DE ALUMNOS - ¿Para qué vine? - Lola Martín